El objetivo de la Criminología es dar un significado a la conducta, entendiendo su manifestación, consecuencias y motivaciones.

En el proyecto que aquí se presenta, se pretende abordar la conflictividad juvenil entendida en un sentido amplio, es decir, no se usarán los conceptos de «violencia juvenil», «delincuencia juvenil» o «criminalidad juvenil» en la medida en que se limitan al ámbito penal, pero este sistema pretende abarcar todas aquellas conductas conflictivas, independientemente de que sean constitutivas de delito o no.

Desde una perspectiva criminológica, para hacer frente a esta problemática es necesario abordar los distintos factores de riesgo de forma preventiva, esto es, intervenir antes de que se produzcan las conductas conflictivas.

 La Criminología aboga por una fase previa de identificación tanto del problema como de los elementos que lo precipitan con el fin de evitar su aparición. Desde este punto de vista, nace el Sistema Criminológico – Preventivo REACTIVE (Registro, Análisis y Gestión De Vulnerabilidades), una herramienta de metodología científica, que pretende detectar comportamientos conflictivos o disruptivos latentes, es decir, que no se han manifestado todavía.

.

COLABORACIÓN UNIR